info
Aquí encontraras todo lo publicado con respecto al vermut 'Txurrut' en prensa, TV y radio.

NOTICIAS

Sorbos con aroma a uva de Enkarterri

Antonio Vence

Un pequeño sorbo basta para comprobar que la copa sabe diferente en el mejor de los sentidos cuando está elaborado con materia prima como uva hondarribi zuri cultivada en viñedos de Enkarterri. Un pequeño sorbo o txurrut en euskera, que también es el nombre de la primera marca de vermut autóctona de la comarca. El proyecto inicia su andadura poco a poco tanteando el mercado “con ilusión” y ganas de abrir otra puerta en el mercado vinícola encartado, según explicó su impulsor. Antonio Vence presentó ayer el nuevo caldo en un entorno acorde a al mensaje de calidad que desea asociar a esta aventura: el museo de coches clásicos y rolls royce de la Torre Loizaga de Galdames.

“Todo el mundo tiene una botella de vermut en casa”, aseguró. Ahora se trata de que tenga el label de Enkarterri y se incorpore al ritual del poteo disputando la supremacía a otros caldos. Antonio Vence reconoce que “aquí nos falta esa cultura del vermut”. El factor climatológico influye al asociarse tradicionalmente “al sol y esos momentos de relax en terrazas al aire libre, como puede ser en Francia o en Italia”.

Pero está convencido de que la comarca puede engancharse al vermut made in Enkarterri. No solo eso, su creador busca posicionarlo, salvando las distancias, al mismo nivel que las etiquetas más míticas. “Queremos que la gente diga: voy a tomar un txurrucito de la misma forma que hablan de beber un Martini y no un vermut”, comparó.

Cuando este industrial de Sopuerta -regenta una empresa de distribución- adquirió un terreno en el barrio de Mercadillo pensó en explotarlo para la producción de txakoli. “Era 2002 y no pude darle ese uso, así que decidí destinar la tierra a consumo propio”, narró. Después empezó a moldear la idea de cambiar sus planes iniciales por la producción de vermut, algo “inédito en la comarca”.

Enkarterri es un territorio propicio para el txakoli y la sidra y, a juicio de Antonio Vence, también para el caldo que él abandera, ya que “la uva hondarribi zuri le aporta un punto de acidez”, describe. Aun confiando en el potencial del proyecto, no quería lanzarse a la piscina sin estar seguro de dar el salto con todas las garantías. Recorrió numerosas fábricas de vermut “en Reus y otras zonas de gran tradición” analizando al detalle los componentes del caldo y recurrió a sus allegados para testar la respuesta que podría obtener Txurrut en su bautismo oficial. “Se lo he dado a probar decenas de veces”, confesó ayer en la puesta de largo de la marca.

Ingredientes secretos: La destilería Manuel Acha de Amurrio le ha dado el toque final. “Lleva una base de vino blanco con extracto natural de maceración de una veintena de hierbas aromáticas, como hinojo y enebro que le dan un punto de amargor, frutas, vainilla, canela o nuez”, describió el enólogo Imanol Sarasola, que ha supervisado el nacimiento de Txurrut. “Pétalos de rosa, tomillo, caramelo y pensamientos entre otras”, según añadió Antonio Vence, redondean un resultado final con su componente de misterio. Y es que “hay más ingredientes, pero no voy a revelarlos todos, esto es como la fórmula de la Coca Cola”, bromeó. Conseguido el sabor que deseaban, “después de darle muchas vueltas, ya que el aspecto estético también nos parecía muy importante para construir la imagen de la marca” encomendaron el diseño de las botellas a Nuria Ortega, que ha llenado el envoltorio de flores “inspiradas en las de las plantas que se han empleado en la elaboración del caldo”.

Txurrut descorcha su trayectoria con una producción inicial de 4.000 botellas, divididas a partes iguales entre dos variedades. La Txurrut es “la más comercial porque se bebe muy fácil, mientras que la Txurrut Vintage está pensada para servirse en una copa y paladearla más tranquilamente”. En este sentido, “vemos que en otros lugares cada vez está extendiéndose más la costumbre de tomar el vermut sentados, después de comer y no antes, a modo de aperitivo”.

Los coches de la Torre Loizaga de Galdames y la música que ambientó la presentación ofrecieron ayer ese marco idóneo para dar a conocer la marca a los potenciales consumidores más próximos en un ambiente distendido. “Vamos a empezar por los clientes cercanos de Enkarterri y establecimientos comerciales de Bilbaoy en función de los resultados nos plantearemos crecer fuera de Euskadi. Desde luego que nos gustaría”, anticipó Antonio Vence. Por ello brindaron sustituyendo el tradicional ¡salud! por ¡txurrut!



Deia (Elixane Castresana)

10 Dic 2014

Ver el articulo original


NOTICIAS PUBLICADAS
2017
2016
2015
2014


EL MAS VALORADO ENTRE 90 VERMUTS NACIONALES
Según la "Guia del Vermut" de la prestigiosa
sumiller Ester Bachs Romaguera

Ver mas